La Rendición Provincial del segundo trimestre 2013 PDF Imprimir Correo electrónico
La voz del interior
Escrito por Salvador Treber   
Viernes 13 de Septiembre de 2013 00:00

Al analizar los los datos del primer semestre 2013, se concluye que el sector gubernamental cordobés tiene un pasivo total de $ 27.763.0 millones. Un fardo bien pesado para su sufrida población.

Dado que en el curso de este año la Administración Provincial pareciera haber optado por demorar menos tiempo en dar a conocer los respectivos Informes sobre la gestión del sector, a fin de agosto ppdo., se difundió el referido al segundo trimestre; con el cual se completa medio año. Su contenido no corrige el equívoco planteos insiste en ignorar totalmente lo sucedido en siete Agencias y ocho Organismos Descentralizados que necesariamente debieran incluirse por ser parte del Sector Gobierno de esta jurisdicción. Es muy probable que la elección del momento más oportuno se haya resuelto en función de lo que crean más conveniente dentro de un período pre-electoral.

Resulta necesario recordar que en el Proyecto de Presupuesto que recibió aprobación, el total de Ingresos por todo concepto se estimó en $ 33.376.6 millones. De ellos los Corrientes fueron evaluados en $ 32.162.8 millones (96.4%), mientras que los de Capital están insertos con apenas $ 1.213.9 millones (3.6%) que, obviamente, ni siquiera logran financiar las amortizaciones o reemplazar los que salen de servicio que siempre son mayores a ese tan esmirriado índice.

Esto significa que, al igual que años anteriores, no se tuvo en cuenta más que  un esquema presupuestario de consumo que, con el correr del tiempo y su pertinaz reiteración debilitan la gestión global; las mermas y una constante falta de sustitución llevan a una inevitable descapitalización. La respectiva ejecución agudiza más lo señalado pues los Ingresos Corrientes recaudados llegan a $ 17.168.6 millones (53.3% del cálculo anual).

Ingresos y Egresos del período.

Los recursos de origen impositivo con $ 15.115.1 millones aparecen como la principal vía de financiamiento; a los que los de administración local aportan $ 6.056.5 millones (40.1%); cubriendo el resto de $ 9.058.6 millones (59.9%) las transferencias del Gobierno Nacional por coparticipación y otros fondos específicos. En cuanto a los Ingresos de Capital, los $ 458.5 millones a que alcanzaron en seis meses representa un muy escaso 37.8% de lo previsto.

Al encarar el correlativo tratamiento en cuanto a los Gastos, debe tenerse presente que los mismos fueron calculados inicialmente en $ 32.860.7 millones y, de acuerdo a su finalidad, surgen los Servicios Sociales como los de mayor proporción dado que figuran con $ 16.723.0 millones (50.9%) y dentro de ellos, Educación y Cultura cubre $ 11.889.2 millones; o sea 36.2% del total general y 71.1% de esta finalidad especifica.

Las rectificaciones introducidas están referidas exclusivamente a un incremento de erogaciones ya que los recursos corrientes no se modifican; por lo tanto, para presentar el Balance Financiero equilibrado han apelado a incrementar  el uso del crédito en un importe adicional neto de $ 439.6 millones. La precariedad insostenible  del nuevo Balance Preventivo es muy notoria pues en el anteúltimo cuadro de la foja 2 se incorpora como disponible un supuesto “Remanente de Ejercicios Anteriores” de $ 483.8 millones; pero no se hizo lo mismo con las “Obligaciones del Tesoro de Ejercicios Anteriores” que admiten explícitamente por $ 642.0 millones.

En la ejecución, los Gastos Corrientes al finalizar el semestre llegan a $ 14.568.2 millones (49.2% de lo estimado); de los que el rubro “Personal” absorbe $ 8.493.7 millones, equivalentes al 58.3%. Además debe subrayarse que se han tomado sólo los gastos admitidos como “Ordenados a Pagar“; es decir, los que han cumplimentado todo el trámite y han sido objeto de la emisión de dicha orden; los cuales para  fines de junio ascendían a $ 16.815.6 millones, incluyendo $ 14.354,6 millones pagados.

Como ya es habitual se han omitido, otros $1.471.3 millones de erogaciones que corresponden a las ya comprometidas del período pero que todavía no completaron íntegramente el periplo antes mencionado; pese a que debieron computarse como tales y, además, sumarlos a la “Deuda Flotante”. Otra “licencia” que requiere una corrección se refiere a la  resta que se hace sobre el total del Gasto de $ 424.8 millones que sin aclaración alguna puede suponerse que serian “economías de ejecución”. Puesto que no saben cuanto ni donde se podrá hacer los consignan bajo una inexistente identificación y única explicación que reza “A clasificar”.

El endeudamiento de la Provincia.

Este es un tema  candente que siempre se reitera y que en todas las Rendiciones mueve a hacer “recortes” para presentar una “Deuda Flotante” más digerible. Con ese propósito, esta vez se ha  expuesto en la foja 51 que lleva por título “Situación del Tesoro”, reconociendo que la misma asciende a $ 3.726.5 millones; obviamente, sin los $ 1.471.3 millones antes mencionados que ignoran olímpicamente. Luego de proceder  a hacerlo, la cifra de cierre trepa a un muy preocupante importe de $ 5.197.8 millones; cifra que resulta superior en $ 1.064.8 millones (+25.76%) a la que existía al 31 de marzo ppdo.

Respecto de la Deuda Consolidada, se consigna en a Rendición que en el ámbito de la Administración Central asciende a $ 8.219.5 millones, 32.3% de ella tomada en dólares estadounidenses que se convierte a nuestra moneda al tipo de cambio vendedor oficial que regía el día 28/06/2013 ($ 5.388 por cada unidad). Siguiendo la inadecuada modalidad que lamentablemente se ha hecho habitual, en una nota al pie del segundo cuadro aclaran que el pasivo adicional de la Agencia de Inversión y Financiamiento es de $ 5.055.5 millones; con lo cual se pretende hacer creer que la deuda global de la Provincia es de sólo $ 13.275.0 millones.

Debemos recordar que han quedado sin  computar lo  que debían cada una de las siete Agencias y los ocho Organismos Descentralizados que otra vez, debido a sospechosas reiteradas “distracciones” de los funcionarios encargados de preparar estas cuentas, se han”olvidado”. Dado que no han variado sensiblemente en este lapso, dicho sumatorio es de $ 8.510.2 millones al que se debe agregar el saldo a pagar de $ 780.0 correspondientes al crédito obtenido en el Banco de la Provincia; con lo cual la Deuda Consolidada realmente ascendió a $ 22.565.2 millones. Si sumamos a ella la Flotante se concluye que el sector gubernamental cordobés tiene un pasivo total de $ 27.763.0 millones. Un fardo bien pesado para su sufrida población.

Escrito por Salvador Treber - Profesor de Postgrado-FCE UNC

Viernes 13 de setiembre de 2013. La Voz del Interior.

 

 
Banner
Banner
Banner
Banner