Los “Blanqueos” ya no sorprenden en el mundo PDF Imprimir Correo electrónico
La voz del interior
Escrito por Salvador Treber   
Viernes 05 de Julio de 2013 00:00

Cuando se aprobó en el Congreso argentino una ley que consagra, bajo ciertas condiciones pero sin ningún costo, la legalización de la tenencia no declarada de moneda extranjera; muchos memoriosos recuerdan que esa injusta “liberalidad” ha venido siendo habitual en Argentina a partir del año 1956 en adelante. Resulta obvio que los contribuyentes que cumplen sus obligaciones en  tiempo y forma tienen pensamientos muy encontrados; pero no dejan de sentirse ingenuos, o hasta sonsos, por obedecer lo que estipulan las leyes.


La experiencia profesional enseña que, pese a todo, son bastante pocos los que cambian su conducta y, en general, prefieren “vivir tranquilos” aunque ese “lujo” les cueste bastante más. La otra “franja”, que aprovecha en plenitud esas concesiones periódicas del Fisco, ya se han acostumbrado a “normalizar” sus cuentas con dichos instrumentos. Se suele afirmar que se trata sólo de “pequeños” infractores pero ello es un “cortina de humo” para ocultar la realidad: son las  grandes empresas las máximas beneficiarias aquí y en cualquier lugar del mundo.
Existen 82 países, ciudades o lugares específicos del planeta, que están identificados por su carácter de “paraísos fiscales” y en los cuales se estima, como mínimo, que ofrecen su protección a no menos de 16 billones de dólares; lo cual constituye un testimonio de que la evasión es una “enfermedad internacional” alimentada, en alto grado, por los grandes trust y corporaciones de supranacionales de gran magnitud. Sin ir mas lejos, el mayor reconocimiento que goza Suiza es ser, desde varios siglos atrás, celoso guardián de evasores multimillonarios.
El tema “blanqueo” en Estados Unidos.
En la actualidad se esta debatiendo ardorosamente en este país un proyecto para conceder un “perdón” generalizado las corporaciones  que hayan “fugado” ganancias al exterior y que, obviamente, no han pagado; optando por salir subrepticiamente del país, siempre que las vuelvan al mercado interno. El tema no es una “novedad” pues en 2004 rigió un esquema de “olvido” que impulsaron a reingresar u$s 300 mil millones; cifra que si ahora se repitiera, seria un importante factor para la tan demorada recuperación.
La situación actual de la primera economía a nivel ecuménico es aún muy difícil y la voluntad de  invertir resulta insuficiente para volver a recuperar el ritmo habitual de crecimiento. Según un Informe oficial elevado al Senado, han detectado una empresa mantiene “offshore” nada menos que u$s 102 mil millones y otras cuatro que suman 346 mil millones. El Comité Impositivo del Congreso ha elaborado cálculos sobre el posible monto global en esas condiciones y también de la cifra que anualmente elude la acción del Fisco.
Sus titulares, a su vez, reclaman para  retornarlas que se baje al 5.0% la alícuota vigente del 35.0% -igual que en Argentina- que vienen pagando las ganancias declaradas por actividades dentro del país. Las 20 empresas de mayor dimensión son las que lideran la fuerte presión sobre los legisladores que tienen a estudio, todavía sin dictamen final, lo que nosotros denominamos “blanqueo”; pero que ellos prefieren mencionar muy púdicamente (¿?) como “asueto de repatriación”.
El tema en integrantes de la Unión Europea.
En este ámbito España, la economía que presenta el cuadro más dramático. Con 6.2 millones de desocupados y tendencia en alza, el primer cálculo sobre el monto de fondos “fugados” los funcionarios especializados los hacían ascender a unos 87 mil millones de euros, aunque otros técnicos independientes duplican esa cifra. Pese a ello, un importe relativamente insignificativo se acogió a un régimen de condonación que venció en mayo ppdo. Existía ya el antecedente de otro semejante que rigió hasta fines de 2012, igualmente dirigido a captar capitales depositados en el exterior contra un pago del 10.0% que fracasó rotundamente, pues atrajeron “diferencias”, generadas con posterioridad al ejercicio 2007, de apenas 1.200 millones de euros. En cambio, para fondos que ya estaban beneficiados por la prescripción quinquenal, la cifra  trepó a 40 mil millones de euros; oblando un impuesto único del 3.0%. En realidad, lo que pretenden los titulares mas remisos es que se amplíe hasta fines de 2012 esa franquicia y se sospecha que, urgidos por la situación, ello puede llegar a  suceder.
Alemania, la economía mas fuerte del Viejo Continente se viene resistiendo a legislar sobre lo que denominan “autodenuncia” a bajos costos para los evasores. Rige una norma que exime de sanciones a quienes lo hacen en forma integral -siendo nula si abarca solo una parte- pero se deben abonar en forma integral las sumas antes no depositadas a favor del Fisco. El “clima” derivado de la opinión publica  es adverso a estos regímenes y el acogimiento del presidente del club, coronado hace poco tiempo como triple campeón de futbol, originó una dura discusión que ha dividido al país en dos bandos aparentemente irreconciliables.
Una posición diametralmente inversa caracteriza a Italia donde, en tiempos que Silvio Berlusconi fue primer ministro, apeló tres veces a sendas amnistías -la última en 2008- que permitieron que retornaran 104.5 miles de millones de eeuros, erogando por ello un 5.0% de esa cifra. Su propulsor declaró, en forma eufórica, que era “el triunfo del pragmatismo sobre la ideología” pero la resistencia a este  tipo de planteo ha evitado que en la actualidad se reincida, pese a las angustias que está pasando el Tesoro en la Península.
Dado que en Francia no se han adoptado estos mecanismos, cierra el círculo lo que está sucediendo en el Reino Unido, donde hubo una sucesión de “perdones” parciales que apuntan a franjas específicas. La de más reciente data, ha sido dirigida a 5.000 titulares detectados que en años anteriores depositaron fondos en el Principado de Lichtenstein y a los que se les ha concedido plazo hasta 2016 para que los normalicen, beneficiándose con una sensible baja en el costo que irrogaría de no regir esa legislación especial.
Resulta curioso que unos pocos años antes, hayan ofrecido primero a pequeños comerciantes, plomeros y abogados un régimen semejante de dispensas que en  2010 lo extendieron a médicos y dentistas; creando así inexplicables privilegios sobre el resto del colectivo general de contribuyentes.

 

Escrito por Salvador Treber - Profesor de Postgrado-FCE UNC
Viernes 05 de julio de 2013. La Voz del Interior.

 

 
Banner
Banner
Banner
Banner